Archivo de la etiqueta: mongoles

Kublai Khan

Kublai Kan el más poderoso del mundo, con tierras, bienes y gente sin precedentes.

Así lo describió Marco Polo después de su viaje a China. Y es que Kublai Kan fue un personaje muy importante para la historia y dejó huella en la China conquistada por él.

Era nieto de Gengis Kan y fue el último gran kan del imperio mongol y el primer emperador de la reciente creación de la dinastía Yuan.

Nació el 23 de septiembre de 1215 y murió de gota el 18 de febrero de 1294. Hijo segundo de Tolui y Sorgagtani y hermano de Ariq Boke y Möngke, emperador mongol.

Enamorado de la cultura china, la estudió a fondo y, gracias a su hermano Möngke, fue gobernador de los territorios del sur del imperio. Durante el tiempo que ostentó ese cargo hizo un gran trabajo lo que le valió el respeto de los chinos y creó la base para la fundación de la dinastía Yuan.

A la muerte del emperador Möngke, se originó una gran disputa entre los otros dos hermanos, Ariq Boke y Kublai Kan, que terminó con la victoria del segundo gracias a la ayuda de la dinastía Song y tras más de tres años de disputas.

En el año 1271, Kublai Kan, estableció la capital de la dinastía Yuan en Dadu (Beijing) y terminó con la conquista de China ocho años después.

Como curiosidad sobre su personalidad, comentar que fue budista tibetano, aunque mostraba tolerancia y respeto por el resto de las religiones de su imperio, lo que hizo que esta religión se consolidara en el mismo.

Amante de las artes, tolerante con lo que no compartía, quiso imponer el papel moneda pero fue todo un fiasco al crear una gran inflación, dejo entrar a varios extranjeros como Marco Polo, era indulgente con sus conquistados pero su ansia de conquista le llevó a grandes desastres bélicos con Japón, Vietnam y Birmania.

Lo que sí que es cierto es que durante el tiempo que estuvo dirigiendo el imperio creado por él, la estabilidad y prosperidad económica y social estuvo en alza aunque sus preocupaciones familiares y con sus rivales mongoles no le dejaron hacer más cosas.

Durante diecisiete años, Marco Polo permaneció en la corte de Kublai Kan cumpliendo con diversas gestiones políticas y administrativas e incluso cumpliendo diversas misiones encomendadas por el mongol, lo que le permitieron conocer la región y a sus gentes. Por él sabemos tanto sobre este emperador mogol que consiguió que China comenzara su gran cambio.