Archivo de la etiqueta: Lijiang

Ciudad vieja de Lijiang

La ciudad vieja de Lijiang es una de esas pequeñas ciudades que merece la pena explorar por la cantidad de belleza que te encuentras en cada esquina. Situada a orillas del Yangtsé está rodeada por un paisaje espectacular, razón por la cual, ha sido incluido en la lista de Patrimonio Mundial.

La Ciudad

La ciudad, cuyo significado es “Río bello”, está construida en las pendientes del monte Shizi, muy cerca de las gargantas del Salto del tigre y su historia despunta desde el siglo XII, en el que se convirtió en centro administrativo cuando era la dinastía Song del sur quien gobernaba la zona. Esto propició que la ciudad se ampliara y embelleciera constantemente, convirtiéndola así en una de las ciudades más bellas de la zona.

Al estar en la pendiente de una montaña, su construcción no tiene una estructura típica ni estuvo nunca fortificada sino que supo integrarse en el ambiente natural que la ha rodeado durante siglos adquiriendo una gran armonía arquitectónica. Además, mezcla distintos tipos arquitectónicos como el tibetano, el chino, el de la zona de Bai y los de las poblaciones locales, los Naxi.

Numerosos canales recorren la ciudad cruzados por sus 354 puentes que le dan el nombre de la “ciudad de los puentes”. Las construcciones son, normalmente, de dos pisos, de madera y ladrillos, con terrazas y con una decoración exterior muy vistosa, compuesta por puertas, ventanas, vigas, bóvedas y paredes talladas con representaciones de la vida cotidiana, la cultura de la zona, temas populares e incluso con animales y vegetales.

Los suelos de la ciudad están pavimentados con piedras de colores y sirven de camino hacia los numerosos albergues y tiendas que inundan la ciudad con sus gentes, sus olores y sus colores.

Cultura de la ciudad

Increíble es pararte a escuchar viejas canciones tradicionales de los Naxi mientras degustas los platos típicos de la zona, tales y como son los estofados, como por ejemplo, las patitas de cerdo guisadas con habichuelas o la tripa de cerdo con judías mungo, los polvos de garbanzos o el pastel de Lijiang.

También puedes aprender a escribir Dongba, una lengua aún utilizada y basada en jeroglíficos, elaborar cerveza o fabricar papel.

Además, más de 20 autobuses y muchos vuelos conectan la ciudad vieja de Lijiang con otras, por lo que la comunicación es bastante buena.