Archivo de la etiqueta: Jardín de la Eterna Primavera

Antiguo Palacio de Verano

Introducción

El ser humano siempre ha tenido la tendencia a dejar señales claras y evidentes de su paso por el mundo y muchas han sido grandes construcciones que, a lo largo de los siglos, han perdurado a pesar del mimo ser humano.

Desgraciadamente, el tiempo, las guerras, los odios entre países o el fanatismo religioso, han puesto en el punto de mira las joyas arquitectónicas de civilizaciones que, incluso a día de hoy, siguen en riesgo de ser destruidas por el simple hecho de generar dolor en el pueblo.

El Antiguo Palacio de Verano

Un ejemplo de destrucción lo tenemos en uno de los más bellos jardines que han podido existir, los Jardines del Perfecto Brillo, el antiguo Palacio de Verano o el Jardín de los jardines.

Antiguo Palacio de Verano

Antiguo Palacio de Verano

Antiguo Palacio de Verano

Antiguo Palacio de Verano

Situados a 8 kilómetros de Ciudad Imperial en Pekín fueron, en su momento, un conjunto de edificaciones, palacios y espléndidos jardines donde residieron los emperadores de la Dinastía Qing y en la que se acumulaban cientos de obras de arte.

Su destrucción, a manos de los soldados franceses y británicos durante la Segunda Guerra del Opio, supuso una terrible pérdida y humillación para los ciudadanos chinos.

Construcción

Su construcción se produjo en el siglo XVIII mientras el emperador vigente era Kangxi. A lo largo de los años, se fue ampliando poco a poco albergando incluso estanques, arroyos y lagos gracias al abastecimiento de agua impulsado por el emperador Yongzheng.

Antiguo Palacio de Verano

Antiguo Palacio de Verano

Estaban divididos en 3 secciones: el Jardín de la Elegante Primavera, el Jardín de la Perfecta Brillante y el Jardín de la Eterna Primavera. Todo el conjunto era 5 veces la extensión de la Ciudad Prohibida y, para que nos hagamos una idea más cercana de las dimensiones, era 8 veces la Ciudad del Vaticano.

Gracias a su extensión y a los innumerables palacios que poseía, cientos de obras de arte, importantes documentos y valiosas e irrepetibles antigüedades se almacenaron allí para convertirlos en una de las mayores colecciones del mundo.

Antiguo Palacio de Verano

Antiguo Palacio de Verano

Estilo

Los edificios que poblaban los Jardines tenían diversos estilos dependiendo de la época en la que fueron construidos. La mayoría de ellos eran chinos pero también los había mongoles, tibetanos o, incluso, de estilo europeo.

Destrucción

Desgraciadamente, toda esa belleza quedó arruinada el día que, en 1860, los británicos y franceses entraron en Pekín y se encontraron con tamaña señal de poder que exhibían los chinos.

Antiguo Palacio de Verano

Antiguo Palacio de Verano

Dentro sólo estaban los eunucos, ya que el emperador de por aquel entonces, Xianfeng, ante la proximidad de peligro decidió salir huyendo. Por lo tanto, la batalla la tenían perdida los chinos incluso antes de empezarla.

Más de 3.500 soldados y 3 completos días fueron necesarios para destruir la prácticamente totalidad de los Jardines. Y todo a modo de venganza por la injusta ejecución de 20 prisioneros europeos por parte de las fuerzas chinas.

Cuando todo terminó, los ganadores dejaron tras de sí un letrero que rezaba lo siguiente: “Esta es la recompensa por la crueldad y la perfidia”, dejando a sus espaldas la destrucción de una gran parte de la cultura de ese pueblo.

Reconstrucción

Como hemos dicho al principio y como siempre ocurre en todos los conflictos, pagan justos por pecadores. Todo el saber, la historia, la belleza que atesoraban esos Jardines fue pasto de la ira, los intereses políticos y las vicisitudes de la historia.

Baste decir que, a día de hoy, el gobierno chino está interesado en reconstruir, en la medida de lo posible, los Jardines que tanto orgullo y luego tanta vergüenza le provocó.

Esperemos que los nuevos sean capaces de resistir el paso del tiempo y del hombre.

Si te ha gustado el post y quieres conocer un poco más de nosotros, entra en www.subastasdarley.com.