Archivo de la etiqueta: Emperador Shen Nung

Curiosidades de los Emperadores Chinos

Siempre hemos hablado de las hazañas y los hechos más históricos que han realizado los emperadores de las distintas dinastías chinas por eso, hoy, queremos hablaros de otros hechos no tan conocidos, que en muchos casos han podido resultar hasta vergonzosos.

Emperador Shen Nung

Por ejemplo, el Emperador Shen Nung descubrió por casualidad la elaboración del té. Le encantaba sentarse en el jardín con una taza de agua hervida, ya que se consideraba que era muy bueno para la salud, y una hoja de té fue a parar a su taza llevada por una ligera brisa. Para cuando el Emperador quiso darse cuenta el té ya estaba listo y el sabor le encandiló.

El rey Zheng

El rey Zheng quemó todos los libros que encontró de historia porque tenía miedo de la educación que los señores feudales recibieran una educación que les permitiera pensar y declinaran postrarse ante él. Sólo dejó en pie los que trataban de Farmacia, Medicina y Agricultura. Ante las negativas de los señores feudales, tanto ellos como sus libros fueron quemados en la hoguera.

Emperador Huei Ti

La madre del Emperador Huei Ti tenía la costumbre de asesinar a todo aquel que se opusiera a sus mandatos. Mató al hermano mayor del emperador envenenado cuando vio que no cuadraba en sus planes. Su hijo murió sin descendencia y para poder seguir en el poder acogió al hijo de una campesina a la que asesinó y le nombró Emperador Lieu Hu, pero no duró mucho, ya que la reina lo asesinó por llevarle la contraria en unos temas de estado. Murió loca pensando que los espectros de todas las personas a las que mandó matar la perseguían por los pasillos del palacio.

Emperador Gao Yang

El Emperador Gao Yang era muy apreciado entre sus súbditos por sus logros militares pero tras años en el poder, el alcohol, los excesos y la desmesura sexual hicieron mella en él y pasó a ser un ser despreciable conocido por intentar violar y matar a una de las concubinas de su padre y decapitar a su amante favorita por serle infiel. No contento con la decapitación, mandó que la descuartizaran y usaran sus huesos para construir un instrumento musical que amenizara las ceremonias reales.

Emperador Yao

Pero no todos eran así. Tenemos el ejemplo del Emperador Yao que ha sido uno de los más queridos por su benevolencia, beneficencia, su magistral aplicación a los negocios y su dulzura en el trato. Curioso fue que mandó colocar una campana, un tambor y tres tablas realizadas en diferentes metales fuera de sus aposentos para quien quisiera audiencia con él tocara uno de ellos, según la clase de asunto que fuera. El emperador siempre les atendía, de hecho en muchas ocasiones tuvo que salir del baño o levantarse de la mesa en la hora de la comida para atender los asuntos de su gente.

El juego milenario Go, inventado por el Emperador Yao hace unos 3.000 años se le ocurrió a este para educar a sus hijos enseñarles a reflexionar. Tanta importancia tuvo que en el siglo XVII se fundó la Academia de Go en Tokio por el monje Hon Inbôsansa.