Archivo de la etiqueta: Emperador Gao

Dinastía Han

Si hay una dinastía en China que dejó una huella cultural fue la dinastía Han que precedió al conocido como período de los Tres Reinos y que duró varios siglos, desde el año 206 a.C hasta el 220 d.C.

Dinastía Han

Durante esta etapa, la filosofía adquirió gran importancia a través del confucionismo, se inventó el papel, se estableció la Ruta de la Seda, la población creció, el imperio se expandió, etc. En resumen, fue un época de mejoras en todos los ámbitos que no estuvo también exento de revueltas tanto internas como externas.

Coincidieron en el momento temporal con otra de las civilizaciones más importantes, los romanos. Y aunque no se relacionaron mucho directamente, sí que lo hicieron a través del comercio intercambiando oro y plata por productos como seda o especias.

Período Wen y Jing

El primer emperador de la dinastía Han fue Liu Bang, conocido también como Gao, que consiguió derrocar al anterior emperador Xiang Yu y con él a la dinastía Qing. Su objetivo, al igual que el de sus sucesores, por un tiempo al menos, fue que el pueblo chino viviera libre de guerras, con una estabilidad económica, social y cultural unificada y con una política de poca intervención en la sociedad civil. Este período de tranquilidad se ha denominado reino de Wen y Jing, por el nombre de los emperadores que lo llevaron a cabo.

Además, se produjo un cambio de religión, llevado a cabo por el emperador Wu en el que el taoísmo quedó relegado a un segundo plano y el confucionismo se convirtió en la religión oficial de China.

Desaparición

Desgraciadamente, como en todas las civilizaciones, las ansías y la acumulación de poder provocó enfrentamientos entre los campesinos y los terratenientes originándose rebeliones como la de los Turbantes Amarillos. Al final, el ejército tomó cartas en el asunto y acabó haciéndose con el poder hasta el final de la dinastía Han que se produjo cuando Dong Zhuo, comandante del ejército, puso de títere al emperador Xian Di y llevó desde la sombra el gobierno de China. Debido a ello, China quedó dividida territorial y políticamente durante más de 50 años.