Archivo de la etiqueta: Dinastía Jin

Las 5 dinastías y los 10 reinos

Breve período de la historia de China en la que la inestabilidad política era la tónica diaria. Duró desde el año 907 al 960 y las cinco dinastías que reinaron durante el período fueron la Dinastía Liang, la Dinastía Tang, la Dinastía Jin, la Dinastía Han y la Dinastía Zhou.

Asimismo, más de una docena de reinos nuevos, estados independientes, fueron creados: Wu, Wuyue, Min, Chu, Han meridional, Shu anterior, Shu posterior, Jingnan, Tang meridional, Han septentrional.

Durante este período muchos fueron los pueblos invasores que se asentaron en China tales como los kitanes o los shato que llegaron, incluso, a imponer su forma de gobierno, a exigir tributos y a establecer su cultura y costumbres por encima de las tradicionales chinas.

Dinastía Liang

Zhu Wen, poderoso militar chino, consolidó su poder gracias a la dinastía Tang, hizo matar al emperador Zhaozong y fundó la Dinastía Liang siendo él mismo emperador.

Dinastía Song

Sobre el año 960, el emperador Daizu creó la Dinastía Song e inició el proceso de unificación pasando de la edad antigua a la moderna y poniendo fin a una época de tradiciones y pensamientos que ya no eran prioritarios para el gobierno. La necesidad de cambio fue más fuerte.

Dinastía Tang

Muchos no reconocieron el nuevo poder y hubo varias revueltas. Como resultado, Li Cunxu se autoproclamó emperador y fundó la Dinastía Tang. Consiguió reunificar de nuevo una parte de China.

Dinastía Jin y Dinastía Han

Poco duró la calma. Hasta que Shi Jingtang se rebeló con el gobierno establecido y fundó una nueva dinastía, la Dinastía Jin, hasta que los kitán decidieron quitarles el poder y apareció Liu Zhiyuan, que proclamó la Dinastía Han creando el régimen Han. Esta fue la dinastía de más corta vida de las cinco, puesto que un golpe en el 951 llevó a la entronización del general Guo Wei y al comienzo de la dinastía Zhou.

Zhao Kuangyin y su sucesor Zhao Kaungyi serían los encargados de acabar con los malestares políticos derrotando a todos los enemigos y reunificando China, completamente, sobre el año 980.

Como hemos visto, fue una época convulsa de la historia de China que nos demuestra que el deseo de poder es capaz de cometer traiciones, asesinatos, genocidios y de acabar con una cultura, unas costumbres y unas tradiciones arraigadas durante siglos, simplemente, por el hecho de gobernar.

Hangzhou

Hangzhou

Hangzhou es la capital de la provincia de Zhejiang y está considerada una de las ciudades más bellas de China. Se encuentra situado junto al Lago del Oeste, la mayor atracción del lugar y está rodeada por bosques, arroyos y barrancos.

Los encargados de embellecerla y darle la gran fama que tiene fueron los miembros de la Dinastía Song, que la convirtieron en capital y construyeron muchas de las edificaciones que la conforman. De hecho, uno de los miles de dichos chinos dice que “En el cielo está el paraíso, en la tierra, Suzhou y Hangzhou”.

Lugares de interés

Ciudad turística por excelencia, Hangzhou, tiene varios lugares de interés que no te puedes perder si deseas adentrarte en su historia, cultura y tradición.

Lago del Oeste

El más imponente de ellos es de carácter natural y lo compone el magnífico Lago del Oeste de unos 3 kilómetros de extensión en la que hay 4 islas, sólo una de ellas natural y en las que se han edificado varios pabellones y pequeños lagos interiores.

Pagoda de las Seis Armonías

Otro magnífico lugar es la Pagoda de las Seis Armonías construida según el budismo y cuyas armonías las componen la abstinencia, la pobreza y las armonías de las palabras, de las opiniones, de la mente y del cuerpo.

Se construyó en el año 970 aunque ha tenido que ser reconstruida y restaurada en varias ocasiones. Se la considera una de las grandes obras de arquitectura chinas.

Templo del Alma Escondida

El Templo del Alma Escondida es uno de los templos más importantes de la zona en la que podemos ver impresionantes esculturas de Buda. En su día albergó a más de 3.000 monjes distribuidos en 18 pabellones con 75 salas en total y 9 suntuosas torres. Fue construido en época del emperador Xian, de la Dinastía Jin, sobre el año 326.

Museo de la Farmacia y del Té

Otro lugar de interés que no puedes perderte es el Museo de la Farmacia y del Té chino en la que podrás visitar un magnífico edificio en el que encontrarás toda la medicina tradicional china. Además es la tienda base de la marca de té Longjing y podrás visitar 6 salas en las que conocerás la historia del té, su elaboración, sus costumbres…Podrás también disfrutar de una Ceremonia tradicional.

Templo de Yue Fei

Y aunque hay muchos más lugares que visitar, para lo último hemos dejado el Templo de Yue Fei en la que se encuentra la tumba de este general chino considerado un héroe. El templo se encuentra en el centro de Hangzhou sobre colina Qinxia, al norte del Lago del Oeste.

Construido por la Dinastía Song en el año 1221 se compone de 3 templos, el de Yue Fei, su Mausoleo y el templo de la Lealtad. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2011.

Está rodeado por estatuas de piedra de animales (ovejas, tigres, caballos…) y varios personajes entre las que destacan unas realizadas en hierro y que se encuentran atadas y arrodilladas que representan a los traidores que instigaron la muerte del general.

El personaje de Yue Fei es muy conocido y venerado en China. Perteneciente a la Dinastía Song, fue un distinguido soldado que resistió los enfrentamientos con los Jin pero que debido a las maquinaciones de la corte del momento fue encarcelado y ejecutado a la edad de 39 años.