Archivo de la etiqueta: Antigüedades Orientales

La Dinastía de la cultura china del emperador Kangxi

Kangxi

Aunque realmente se trate del nombre del emperador Kangxi, se ha pasado a llamar dinastía por los 61 años de reinado que tuvo.

El emperador Kangxi nació en el seno de la Dinastía Qing, última dinastía imperial china, de origen manchú allá por el año 1654.

Fue uno de los emperadores más importantes de la historia china y muy querido y conocido por el esplendor cultural que hubo durante su mandato.

Tras la muerte de su padre a los 22 años de viruela, Kangxi pasó a gobernar bajo la regencia de Ebilun, Suksaha, Soni y Oboi hasta que en el año 1669 pasó a ejercer el poder absoluto.

Kangxi, tuvo que librar la Guerra de los Tres Feudos, lidiar con los rusos y los tibetanos y enfrentarse a una larga penuria económica que venía de la antigua dinastía Ming.

Pero también consiguió un gran desarrollo cultural y artístico, una grandiosa expansión territorial y supo consolidar el poder de la nueva dinastía.

Gobierno

En los 61 años que estuvo al frente del gobierno hizo que se escribiera la vasta Historia de los Ming, la mayor enciclopedia en chino de la historia, la Síntesis de escritos e ilustraciones del pasado y el presente, el Diccionario de Kangxi, cumbre de la lexicografía china o la Poesía Tang Completa.

Fundó los talleres imperiales de Pekín, donde artistas y artesanos se dedicaban a la pintura, la cerámica, los ornamentos y todo tipo de artes plásticas.

De hecho, la porcelana de esa época está considerada la mejor documentada y conservada, por lo que muchas han sido las piezas y los tratados que nos han llegado.

Subastas Darley

Claro ejemplo de lo que acabamos de decir es este precioso y elegante plato chino dinastía Qing periodo Kangxi 1662-1722. Con la decoración y color típico de esta época y muy parecida a la cerámica Imari. Sólo lo podrás encontrar en Subastas Darley.

Plato antiguo Chino Kangxi

Plato antiguo Chino Kangxi

En definitiva, Kangxi fue un hombre dedicado plenamente a sus responsabilidades de gobierno. Fue respetado por su pueblo y sus enemigos, ilustrado y conocedor de la necesidad de diálogo entre culturas.

Los Sellos Chinos

Aunque hoy en día, los sellos chinos ya no se utilizan ni se vean tanto, antiguamente eran símbolos de poder y conllevaban una gran responsabilidad.

Historia de los Sellos Chinos.

La primera constancia que tenemos de la existencia de estos sellos se remonta al año 544 a. C aunque los primeros que se conservan, de bronce, datan del siglo V a. C.

Se conocían como hsi (sellos imperiales) o pao y chang (sellos públicos) eran normalmente de forma cuadrada, grandes y estaban elaborados con jade o marfil, lo que les confería una importancia artística y simbólica especial.

Normalmente, la tinta era de color rojo y estaba elaborada con agua, miel y cinabrio y conservada en musgo o algodón.

Uno de los más famosos que ha existido perteneció al gobernador de China Shi Huang-ti quien comenzó la construcción de la Gran Muralla y cuyo sello tenía un dragón de un solo cuerno tallado.

Posteriormente, estos sellos perdieron su utilidad primigenia para ser utilizados por artistas y coleccionistas a modo de imagen de propiedad. Y gracias a su conservación y estudio, estamos pudiendo obtener mucha información histórica acerca de los grandes acontecimientos de la historia de Oriente, en especial de la Dinastía Han.

Una de las 4 artes chinas.

Junto con la pintura, la poesía y la caligrafía, la talla de sellos es uno de las cuatro artes tradicionales de China y se ha convertido en patrimonio cultural del país convirtiéndose incluso en una expresión de arte muy elitista.

En ocasiones ha llegado, incluso a ser la expresión de ideas de toda una cultura, tocando todo tipo de temáticas, fruto de la imaginación de los artistas que tan virtuosamente han tallado.

Desde el año 2009 este arte está incluido en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Aquí os dejamos un vídeo de este magnífico arte:

Y si lo deseáis, en Subastas Darley tenemos la posibilidad de que os llevéis unos sellos a través de la subasta que tenemos hasta el día 15 de septiembre de 2016 con número de lote 28105076. No dudéis en consultarlo.

Tres cuños o sellos chinos

Tres cuños o sellos chinos

MUSEO NACIONAL DE CHINA

En un blog de Antigüedades, sobre todo, orientales, no podíamos dejar de lado el Museo Nacional de China. Uno de los lugares donde se albergan las obras más importantes de China.

Fundado en 1912, en un primer momento se le conocía como Oficina Preparatoria del Museo Nacional de Historia y no fue hasta el 2003 que se formalizó como lo conocemos ahora, ya que, por diversos motivos, sufrió el cambio de nombre y la ampliación en varias ocasiones.

Se encuentra situado en la plaza de Tiananmen en Pekín, capital de la República popular China y se compone de un edificio de cuatro pisos que está flanqueado por dos alas, ocupando, en total, más de 300 metros cuadrados.

El Museo es un compendio de toda prácticamente toda la historia China y contiene entre sus  paredes verdaderas obras de arte, muchas de ellas consideradas tesoros nacionales.

Por decirlo de alguna manera, el Museo se divide en 3 épocas perfectamente diferenciadas en distintas salas. La primera de ellas comprendería desde el 500.000 a.C. hasta el 4.000 a.C. llamada la Sociedad Primitiva, después estaría la Sociedad Esclavista, que va desde el 2.100 a.C. hasta el 475 y, por último, otra que iría hasta 1.911, llamada Sociedad Feudal. Después tendríamos una zona dedicada exclusivamente al período de la Revolución China que comprendería los últimos 150 años de la historia de China.

Sus muros albergan piezas como los restos del hombre de Beijing, obras pertenecientes a las diversas dinastías bajo cuyo mandato se escribió la historia, mortuorios, cerámicas y toda clase de antigüedades que merece la pena no perderse.

Además, está abierto todo el año y es una de las visitas obligadas, turísticamente hablando, ya que entrar en sus salas te transportará a lugares y momentos pasados que harán que veas a la sociedad actual china de otra manera.