Los Sellos Chinos

Aunque hoy en día, los sellos chinos ya no se utilizan ni se vean tanto, antiguamente eran símbolos de poder y conllevaban una gran responsabilidad.

Historia de los Sellos Chinos.

La primera constancia que tenemos de la existencia de estos sellos se remonta al año 544 a. C aunque los primeros que se conservan, de bronce, datan del siglo V a. C.

Se conocían como hsi (sellos imperiales) o pao y chang (sellos públicos) eran normalmente de forma cuadrada, grandes y estaban elaborados con jade o marfil, lo que les confería una importancia artística y simbólica especial.

Normalmente, la tinta era de color rojo y estaba elaborada con agua, miel y cinabrio y conservada en musgo o algodón.

Uno de los más famosos que ha existido perteneció al gobernador de China Shi Huang-ti quien comenzó la construcción de la Gran Muralla y cuyo sello tenía un dragón de un solo cuerno tallado.

Posteriormente, estos sellos perdieron su utilidad primigenia para ser utilizados por artistas y coleccionistas a modo de imagen de propiedad. Y gracias a su conservación y estudio, estamos pudiendo obtener mucha información histórica acerca de los grandes acontecimientos de la historia de Oriente, en especial de la Dinastía Han.

Una de las 4 artes chinas.

Junto con la pintura, la poesía y la caligrafía, la talla de sellos es uno de las cuatro artes tradicionales de China y se ha convertido en patrimonio cultural del país convirtiéndose incluso en una expresión de arte muy elitista.

En ocasiones ha llegado, incluso a ser la expresión de ideas de toda una cultura, tocando todo tipo de temáticas, fruto de la imaginación de los artistas que tan virtuosamente han tallado.

Desde el año 2009 este arte está incluido en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Aquí os dejamos un vídeo de este magnífico arte:

Y si lo deseáis, en Subastas Darley tenemos la posibilidad de que os llevéis unos sellos a través de la subasta que tenemos hasta el día 15 de septiembre de 2016 con número de lote 28105076. No dudéis en consultarlo.

Tres cuños o sellos chinos

Tres cuños o sellos chinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *