Dinastía Shang

La semana pasada os hablábamos de la Edad de bronce arcaica y comentábamos que surgió en tiempos de las Dinastías Shang y Zhou. Pues bien, hoy vamos a ampliar un poco más la información hablando un poco de la Dinastía Shang.

Fundada en el siglo XVI a.C, su dominio se prolongó seis siglos y fue, históricamente, la segunda dinastía que apareció en China y la primera de la que se tiene documentación.

Gracias a esa dinastía, China vivió una gran transformación, ya que se compuso de una sociedad muy desarrollada que estuvo gobernada por aristócratas que formaron un estado, moldearon las clases sociales e institucionalizaron las propiedad privada, entre otras cosas.

Su sociedad estaba dividida en el rey, que era el cabeza de todo, el cuerpo administrativo, formado por guerreros, chamanes y escribas y la fuerza bruta, compuesta por esclavos y campesinos.

Básicamente, vivían de la agricultura, la ganadería y la caza hasta que inventaron el comercio y se expandieron por todo el territorio. Introdujeron los calendarios solares y lunares dividiendo el año en 12 meses lunares de unos 29 días aproximadamente. Y utilizaron una escritura propia de unos 3.000 caracteres que fue la precursora de la lengua china.

Religiosamente hablando, la Dinastía Shang era muy respetuosa con sus antepasados y solían realizarles rituales funerarios que en alguna que otra ocasión incluían sacrificios humanos. Los difuntos eran enterrados acompañados de personas y de objetos de valor para la otra vida, tales como utensilios para comer, joyas o figuras que les servían para demostrar su estatus en el más allá. Gracias a ello, se ha podido comprobar que la Dinastía Shang fue la más avanzada civilización que trabajó el bronce, como ya comentamos en otro post.

ding_oro_perfil

Y como en todas las Dinastías que han abarcado un gran poder, la Dinastía Shang fue víctima del derrocamiento. Su último rey, Shang Zhou, se suicidó al comprobar que había sido derrotado por la rebelión de un grupo de esclavos que no estaban nada de acuerdo con su despotismo.

Una vez derrocada, les sucedieron los miembros de la Dinastía Zhou, pero esa ya es otra historia.

Recordaros, eso sí, que en Subastas Darley podéis ampliar la información en el Museo Darley o siguiendo nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *