La fábrica de porcelana de Royal Crown Derby

En Subastas Darley nos gusta trabajar con artículos de gran calidad y valor, sobre todo, artístico. Por ello, hoy os queremos hablar de la Royal Crown Derby, una de las fábricas de porcelana más famosa de Inglaterra y de la que contamos con una pieza entre nuestras subastas.

Plato Royal Crown Derby

Plato Royal Crown Derby

Royal Crown Derby

La Royal Crown Derby fue creada por Andrew Planche, hugonote de origen francés que se instaló en la ciudad de Derby, donde dedicaría su vida a la creación de piezas de porcelana. Tras haberse asociado con el ex pintor de porcelana, William Duesbury y con el banquero, John Heath, fundó la fábrica de porcelana de Cockpit Hill desarrollando la denominada “bone china”, una porcelana cuya técnica consiste en la mezcla de la pasta con cenizas de huesos de animales, lo que le confería una gran calidad.

Tras varios problemas entre ellos, la sociedad se rompió y la empresa pasó a estar en manos sólo de William Duesbury. Éste empleó a los mejores artistas de porcelana de la época para el diseño de sus porcelanas, lo que le confirió una gran reputación.

Años después compró la fábrica de Chelsea para ampliar el negocio y la de Bow, siendo, por aquel entonces, reconocido por el rey Jorge III. A partir de entonces la porcelana se pasaría a conocer como Crown Derby.

Su muerte y la de su heredero provocaron que la empresa pasara a manos de Michael Kean, socio del hijo, quien tuvo una época turbulenta que le provocó graves deudas económicas. Aunque la empresa siguió con sus actividades, lo cierto es que varias asociaciones provocaron que en 1815 esta fuera arrendada a uno de sus empleados, Robert Bloor.

Su talento para los negocios y el gran conocimiento que tenía de la empresa hicieron prosperar de nuevo la misma creando, por aquel entonces, la llamada porcelana Imari con intricados diseños geométricos y florales que convirtieron a la marca en una de las más populares.

Tras el fallecimiento de Robert Bloor, la fábrica cerró en 1848.

Años después, algunos de los antiguos empleados decidieron recuperar su trabajo montando una fábrica en Derby aprovechando los diseños, moldes y marcas y manteniendo así viva la artesanía de la zona. Años después, la porcelana de Derby recuperó su popularidad y la reina Victoria los nombró “fabricante oficial de porcelanas de Su Majestad”, título que siguen teniendo a día de hoy.