Plaza de Tiananmén

Si hay una plaza famosa en el mundo esa es la Plaza de Tiananmén en Pekín, China.

Se trata de una de las plazas más grandes del mundo con 500 metros de este a oeste y 880 de norte a su ocupando un área de 440.000 metros cuadrados de extensión. Y situada en el centro político y geográfico de Pekín.

Construida en 1949 para coincidir con la creación de la República Popular China, pronto se convirtió en el símbolo de la misma.

Antiguamente, en la época de las Dinastía Ming y Dinastía Qing, ese mismo lugar, se destinaba a las celebraciones de las ceremonias públicas y a la proclamación de los nuevos emperadores. Desgraciadamente, muchas de sus antiguas construcciones se demolieron para dar pasa a los nuevos símbolos de la República.

Su diseño se basó en la Plaza Roja de Moscú y se hizo formando un gran cuadrado que seguía el eje de la conocida como Ciudad Prohibida.

Hoy en día está abierta a todo el mundo, eso sí con la entrada vigilada por controles policiales, pero anteriormente estaba prohibido su paso a la población china, sólo podían entrar aquellas personas autorizadas por el emperador.

En ella han tenido lugar grandes acontecimientos históricos como el Movimiento del Cuatro de Mayo, la Proclamación de la República, la Revolución Cultural o las protestas estudiantiles por las que la conocemos en el mundo entero.

¿Qué podemos ver en la Plaza de Tiananmen?

El Mausoleo de Mao.

Quizás uno de los monumentos más importantes de la Plaza.

Construido en 1976 para albergar los restos del creador de la República, Mao Zedong, fue inaugurado en el primer aniversario de la muerte de este.

El edificio está repartido en 2 pisos con una extensión de más de 28.000 metros cuadrados que albergan 3 salas importantes: el salón norte, el salón de visualización y salón sur. El primero de ellos que sirve para realizar homenajes y que está presidida por una estatua de Mao; el salón de visualización, en la que podemos contemplar la urna en la que se encuentran los restos embalsamados de Mao y el salón sur en el que podemos ver varios objetos relacionados con Mao.

La entrada al edificio está presidida por varias esculturas de diferente temática, siempre relacionados con la República, como son soldados, obreros, campesinos y estudiantes.

El horario para visitarlo es de martes a domingo, sólo desde las 8 hasta las 11 de la mañana.

La Torre de Zhengyangmen.

Construida en 1420 en la época de la Dinastía Ming, está situada en el norte de la Plaza. Acoge un pequeño museo con la historia de Beijing.

El Monumento a los Héroes del Pueblo.

Obelisco de piedra situado en el centro de la Plaza de Tiananmén tiene 38 metros de altura y se construyó en el año 1958. Contiene la inscripción Los héroes del pueblo son inmortales, escrita por el propio Mao y en su base cuenta con relieves de las guerras de la liberación de China.

La Puerta de Zhengyangmen.

Está limitando el sur de la Plaza por donde se extendía la antigua muralla. Se construyó también en la época de la Dinastía Ming. Da acceso a la Ciudad Prohibida y desde ella, Mao Zedong proclamó la República. Se la conoce como Puerta de la Paz Celestial.

Las Estelas.

Custodian la puerta anterior dos enormes leones con dos pares de estelas de mármol de diez toneladas cada una que están esculpidas con dragones que danzan entre las nubes. Según la leyenda, observaban al emperador y le instaban a no caer en la corrupción y la lujuria haciéndole ver las penalidades que pasaba su pueblo.

Las Tribunas Populares.

Fueron construidas para que el pueblo chino pudiera ver los espectáculos de la Plaza. Se suelen confundir con la Puerta por tener el mismo color.

El Gran Palacio del Pueblo.

Se podría decir que es como nuestro Congreso. Allí se reúne la Asamblea Popular Nacional.

Se construyó en 1959 como conmemoración de la instauración de la República y tiene 3 partes que ocupan un total de 171.800 metros cuadrados de área con una altura de 46,5 metros. En la parte sur encontramos una de salas de banquetes más grandes del mundo capaz de albergar la friolera de 5.000 personas. Allí se ofrecen los cócteles oficiales. La parte media del edificio está dedicada a un auditorio con capacidad para 10.000 personas. Y la parte sur es donde están las oficinas de la Asamblea Popular y las 34 salas de reuniones.

Los Puentes y el Río de aguas doradas.

Siete puentes conectan la Plaza con el resto de la ciudad. Todos frente a la Puerta de Tiananmen.

Estos puentes eran utilizados por rangos sociales. El central llamado Yulu, decorado con dragones, era para uso personal del emperador. Los puentes denominados Wanggong para los príncipes. Los puentes Pinji para los altos funcionarios y los puentes Gongsheng para el resto de la población.

Desde luego, si acudís de viaje a China y tenéis la posibilidad de visitar esta Plaza no la dejéis pasar de largo. La primera impresión os dejara sin habla.

Costumbres Chinas

Costumbres chinas

En otro post anterior os hablábamos del protocolo y ciertas costumbres chinas que los chinos tienen en diversos actos de su vida y que, por mucho que pase el tiempo, siguen vigentes por lo tradicionalistas que son.

Hoy, en este post, os vamos a seguir comentando ciertas tradiciones o costumbres chinas que a nosotros, los occidentales, no dejan de resultarnos curiosas.

Tradición del té

Todos sabemos la fama que tiene el té en China. Nosotros hemos dedicado un post entero a hablar sobre ello, y es que para los chinos es como para nosotros el café. Lo que empezó siendo un producto medicinal se ha convertido en un icono nacional y tiene un protocolo que debes seguir a rajatabla sino quieres ofenderles. El más utilizado es el té verde.

Los dragones

Tener una representación de un dragón en casa es imprescindible. Para ello es una de las figuras más importantes de su mitología, insignia de los emperadores antiguos y símbolo de buena suerte, poder y fuerza. Muchos son los chinos que se ponen a la labor de tener un hijo en el año chino porque creen que eso hará que su vástago sea mejor y tenga buena suerte.

Las bodas

De las bodas chinas os hemos hablado hace poco. Os recordamos que era, y es, muy normal utilizar los servicios de una casamentera para encontrar pareja, que se consulta a un adivino para que saber la compatibilidad de la pareja y que la aceptación de regalos por parte de la novia hace que se selle un compromiso serio muy difícil de anular.

Los funerales

Los chinos normalmente son cremados al morir. Más que una tradición se convirtió en un necesidad por la falta de espacio aunque el ritual de enterramiento se haya mantenido igual. A diferencia de occidente, en China el color del luto es el blanco, así que cuidado con no meter la pata.

Las vacaciones y sus fiestas

Los chinos están tan obsesionados con su trabajo que no tienen vacaciones como en occidente. Los únicos días libres que poseen son los de las fiestas nacionales. En concreto son las siguientes:

  • Año Nuevo occidental: 1 día de vacaciones.
  • Año Nuevo chino: 3 días de vacaciones (se suelen añadir 2 días más que se recuperan trabajando en fines de semana).
  • Festival Qingming (día de los muertos): 1 día de vacaciones.
  • Día del trabajador: 1 día de vacaciones.
  • Dragon Boat Festival: 1 día de vacaciones.
  • Festival de Medio Otoño: 1 día de vacaciones.
  • Fiesta Nacional china: 3 días de vacaciones.

El Año nuevo chino es la Fiesta de la Primavera, que suele caer en Febrero y suele variar de un año para otro. Un día antes se ofrecen ofrendas a los antepasados y a los dioses, se cena en familia y se suele regalar dinero en sobres rojos.

Típico es tirar petardos para ahuyentar los malos espíritus, beber y comer mucho y colgar pancartas rojas, símbolo de buenos augurios.

El día del Año lo típico es visitar a los parientes más ancianos.

La Fiesta de los barcos de Dragón conmemora el suicidio de un funcionario que fue sustituido y que lo hizo como protesta desesperada. Se celebra el día 5 del quinto mes lunar y es típico colocar flores en las puertas de las casas.

La Fiesta del Medio Otoño se celebra el día 15 del octavo mes según el calendario lunar y es muy típico como pasteles de luna.

Otras fiestas importantes son la Fiesta de los Farolillos que se celebra el día 15 del primer mes lunar y que pone fin a la primavera con la suelta de miles de farolillos rojos iluminados; la Fiesta de las mujeres en las que las casaderas se reúnen para hilvanar hilos de colores; la Fiesta de los Fantasmas en la que se realizan rituales para espantar a los malos espíritus; el Día de la Claridad Puro, muy similar nuestro Día de Todos los Santos, en el que se acude a los cementerios y se hacen volar cometas.

Los cumpleaños

Los cumpleaños no se celebran como en occidente. De hecho se comienzan a celebrar cuando el hijo ha cumplido la primera luna desde que nació y luego al año. Hasta los 30 no se vuelve a celebrar y luego se hará con 10 años. Es normal regalar huevos rojos y hacer una fiesta.

Regalos

En cuanto a regalos, es muy importante saber, que no se les debe de regalar relojes de pared ya que piensan que están relacionados con la muerte, por lo que es de muy mal gusto. Tampoco se pueden regalar figuras u objetos en forma de tortuga ya que es un insulto pues significa cornudo.

Jamás abráis los regalos delante de la persona que os lo ha hecho ya que es de muy mala educación. Al igual que cualquier regalo o tarjeta de visita que os den, debéis cogerla con las dos manos por cortesía con quien os lo ofrece.

En la comida

Si vais a comer con ellos es muy importante que sepáis que es de muy mala educación dejar los palillos pinchados en el arroz ya que eso sólo se hace en los funerales. No selecciones nunca la pieza de comida que vas a coger ni brindis ni bebas antes que el anfitrión y elige una mesa redonda para que todos os podáis ver la cara.

Conversaciones

No entres en conversaciones políticas ni demasiado íntimas pero interésate por su familia. No es costumbre besar a alguien cuando te lo presentan, lo educado es dar un apretón de manos o una inclinación de cabeza. Es muy típico acompañar a tu invitado al portal o a la boca del metro cuando se marcha de tu casa, lo contrario es de muy mala educación.

Los números

Los números tienes grandes significados para ellos. El 8 es símbolo de riqueza, prosperidad y éxito. Sin embargo el 4 es como nuestro 13 y son capaces de hacer edificios sin cuarta planta.

Los colores

Con los colores pasa lo mismo. El rojo es alegría y da buena suerte. El amarillo es el color de los emperadores e infunde respeto. El morado es el símbolo del taoísmo. El blanco se relaciona con la muerte. El verde es prosperidad y el dorado es el color de la riqueza.

La Salud

Están muy concienciados con la salud y es por ello, que nada más amanecer, se levantan a realizar sus ejercicios de Taichí o que salgan por las noches a bailar, que prefieran la medicina tradicional a la occidental y que se esté, continuamente, impartiendo discursos y realizando ejercicios de calentamiento en los puestos de trabajo.

Pero bueno, esto es como todo. Si un oriental escribiera curiosidades, tradiciones y costumbres de occidentales, seguro que sonaría bastante peor que alguna de las cosas que os hemos comentado.

Lo cierto es que, China, es un país con unas tradiciones y costumbres muy arraigadas que tratan con el mayor de los respetos y que deben, en muchas cosas, servirnos de ejemplo para nuestra vida diaria.

El último Emperador de China: Xuantong o Niño Puyi.

La mayoría de nosotros recuerda haber visto en el cine o en la TV la película de Bertolucci titulada “El Último Emperador” que narraba la triste vida del pequeño Puyi, pero tras esa historia ficticia en muchos detalles, se encuentra la verdadera historia del último Emperador de China: Xuantong o Niño Puyi.

Nacimiento

Pinyin-Puyi nació el 07 de febrero de 1906 en Pekín hijo del príncipe Chun y envuelto en un complot para acceder al poder ya que el emperador Guangxu había sido apartado del poder por su tía, la emperatriz Cixi. Ésta designó a un muchacho llamado P’u-Tsun, hijo del favorito de la emperatriz. Desgraciadamente, ese favor lo perdió en la Rebelión de los Bóxers así que la emperatriz le prometió al hermano de Guangxu, el príncipe Chun, que si tenía un hijo varón ocuparía el alto mandato de Emperador.

Y así es como Puyi se convirtió en heredero al trono y en Emperador más pronto de lo que hubiera deseado. La pronta muerte de Cixi y de Guangxu hizo que a la edad de 3 años se le nombrara Emperador en una gran ceremonia de entronización, que según contaba él años después, arruinó con sus llantos.

Desde entonces Puyi vivió recluido en la Ciudad Prohibida, sin infancia, sin familia y rodeado de guardias y eunucos que lo adoraban y lo trataban como a una divinidad. Fue educado en el rígido protocolo chino y su relación con los demás siempre fue distante.

Reinado

A raíz de la muerte de su madre en 1921, Puyi empezó a tomar las riendas de su vida rompiendo con los convencionalismos que le rodeaban. Eligió como esposa a Wan Rong dando por sentado que había llegado a la mayoría de edad y estaba preparado para gobernar a su pueblo.

Cansado de las mentiras y la corrupción que le rodeaba y tras varios incidentes, Puyi decidió expulsar a los eunucos de la Ciudad Prohibida quienes se levantaron en rebelión. Gracias a su educación con su preceptor inglés, Reginald Johnston, supo capear el temporal y la rebelión se disolvió sin más incidentes.

Exilio

Su vida transcurrió sin más inquietudes hasta que en 1924, Feng Yuxiang, llamado El Señor de la Guerra tomó el control total de Pekín y lo exilió. Puyi se estableció en Tianjin, territorio bajo el mandato del Imperio Japonés, quien lo nombró emperador de Manchukuo, eso sí, con poderes muy limitados.

Consciente de su papel irrisorio, Puyi se convirtió en un adicto a la morfina y el opio y cuando, en 1945, los rusos invadieron Manchuria pasó 10 años en la cárcel durante los cuales fue tratado como traidor a su país.

Últimos años de vida

Salió en 1959 y pasó a trabajar primero en el Jardín Botánico de Pekín como jardinero y luego como archivista en la Biblioteca Nacional de Pekín. Murió el 17 de octubre de 1967 de cáncer renal, uremia e Insuficiencia cardíaca.

Según palabras de su preceptor, el profesor Johnston, Puyi: “Parece estar físicamente robusto y bien desarrollado para su edad. Es un chico muy ‘humano’, con vivacidad e inteligencia y un entusiasta sentido del humor. Más aún, tiene excelentes modales y está totalmente libre de arrogancia. Aunque el emperador no parece haber sido malcriado aún, por las tonterías y futilidades que lo rodean, me temo que no hay esperanza de que resulte ileso de los peligros morales a través de los próximos años de su vida, años muy críticos necesariamente para un muchacho en su temprana adolescencia, a menos que él pueda ser alejado de la influencia de las hordas de eunucos y otros funcionarios inútiles que actualmente son casi sus únicos acompañantes. Estoy inclinado a pensar que el mejor curso de acción es seguir en el interés propio del muchacho, sería sacarlo de la perjudicial atmósfera de la Ciudad Prohibida y enviarlo al Palacio de Verano. Ahí sería posible para él vivir una vida mucho menos artificial y más feliz de la que puede bajo las presentes condiciones“.

Protocolo y Costumbres Chinas

Las diferencias culturales entre occidente y oriente han sido, a lo largo de los siglos, una traba para las relaciones internacionales. Hoy día esto está cambiando pero aún hay ciertos protocolos y costumbres que son necesarias conocer si vas a viajar a China.

Ten en cuenta que lo que para nosotros es una nimiedad, para los chinos es algo muy serio.

Comidas

Cuando estás en una comida, sobre todo de negocios, debes esperar a que te asignen sitio donde sentarte, ya que ellos lo tienen todo medido según el protocolo. Si no lo haces y te sientas donde quieras lo considerarán un grave insulto

Siempre, siempre, siempre, el primero en ser atendido, en realizar el primer brindis o en decir la primera palabra, es el cabeza de familia, la persona con más edad.

Debes saber que no está bien visto morder, chupar o utilizar los palillos a modo de tenedor. Tampoco se puede señalar con ellos ni jugar ni utilizarlos para otra cosa que no sea comer. Jamás se deben dejar clavados en un cuenco dentro del arroz.

Cada uno se sirve su propia comida pero está mal visto elegir la mejor pieza de comida a no ser que te la ofrezcan. Todo lo que te sirvas te lo tienes que comer ya que para ellos es una satisfacción y señal inequívoca de que has disfrutado. La bebida tampoco debes servírtela tú, otro comensal se encargará de ello. Tampoco hay que extrañarse si toman la sopa sorbiendo y haciendo un ruido estruendoso, es la manera correcta de tomarla allí.

Los brindis en las comidas están a la orden del día pero debes esperar a que sea el anfitrión quien lo proponga. Muy conocido es que los chinos beben en demasía, sobre todo si es una comida o cena de negocios. Si no crees estar a la altura, no bebas. Invéntate una excusa de peso y brinda con otra bebida. Si decides beber lo que tendrás que hacer hasta el final asumiendo las consecuencias.

Negocios

Los chinos son muy ceremoniosos y tanto en el ámbito privado como en el público suelen seguir ciertos protocolos con las personas con las que se reúnen.

Lo primero que debes de saber es que tienes que evitar el contacto físico, como mucho, un apretón rápido de manos pero nunca un abrazo, un beso o un roce. Siempre inclínate a modo de reverencia mientras dices “ni hao ma”.

Sé puntual. Si algo odian los chinos es la impuntualidad ya que es una falta de respeto hacia ellos. Tampoco entres a saco en los negocios. Antes hay que hablar de temas generales para ir creando un ambiente propicio, eso sí, no hables de política ni de asuntos personales.

Si no conoces bien el idioma, lo mejor es acudir con un intérprete de confianza que evitará que haya cosas que no se interpreten como debe ser. Nunca seas tajante en una negociación. A los chinos hay que tratarlos en los negocios con mucha paciencia, ya que se ofenden enseguida. No se les puede decir que no sino un quizás, tal vez, es posible, etc.

Ten mucho cuidado con las presentaciones que les vayas a mostrar ya que los chinos son muy supersticiosos y hay cosas con las que no juegan como, por ejemplo, los números 13 y 14, el número 4… Antes de hacerlo estudia bien lo que puedes y no puedes poner.

Si vas a hacerles algún regalo o darle alguna documentación hazlo en un sobre rojo y sujetándolo con ambas manos por las esquinas. Para ellos es símbolo de prosperidad y buena suerte.

En casa

Si vas a acudir a una invitación personal en casa de un chino tienes que tener en cuenta que ellos no tienen una vida social intensa y que las tradiciones son prioritarias.

Lo primero que tienes que hacer es descalzarte nada más entrar en la casa y seguir todas las indicaciones que te vayan diciendo.

Por supuesto, puntualidad extrema.

Es muy importante llevarles un detalle, sobre todo si es algo típico de nuestro país pero nunca regales queso pues no lo comen y les pondrías en un aprieto para aceptarlo. Y no te extrañe que no lo abran delante de ti ya que hacerlo es signo de mala educación.

Antes de la comida te ofrecerán un paño caliente para que te limpies las manos, te sentarán en el lugar que haya sido establecido para ti y te darán un bol con tus palillos, una cuchara para servir y una salsera.

Durante la comida evita hacerles preguntas personales, háblales de tu país, tus costumbres y de cómo vives, les encanta.

En público

A pesar de lo protocolarios y educados que son, los chinos nunca respetan las colas y los turnos y no te extrañes si te llevas más de un empujón.

No silbes no tarares una canción. Es un gesto muy maleducado.

Tampoco des propinas pues ellos lo consideran como un insulto.

No muestres emociones en público. Como podrás comprobar no es muy habitual verlos sonreír o darse muestras de afecto cuando se encuentran rodeados de otras personas. Lo que sí que es curioso es que verás a muchos hombres de la mano. Para ellos es un gesto de amistad.

Debes evitar llevarte las manos a la boca pues no es correcto, tampoco señalar con el dedo ni chasquear con ellos. No puedes poner los pies encima de la mesa o de la silla, siempre deben estar en contacto con el suelo.

En resumidas cuentas estas son las pautas más importantes para tener relaciones con los chinos pero lo mejor antes de acudir a China es informarte de todo y, si puedes, pedir ayuda a alguien que haya estado antes.

Historia del Abanico

El Abanico es uno de los instrumentos más utilizados a lo largo de la historia que ha sabido mantenerse en un segundo plano y así evitar su desaparición.

Historia

Parece ser que es mucho más antiguo de lo que parece y que, probablemente, ya estaba en el día a día del hombre prehistórico, por lo menos, como artefacto para avivar el fuego de las hogueras. Civilizaciones enteras lo han utilizado durante siglos para refrescarse, avivar el fuego, espantar insectos molestos o simplemente como complemento para demostrar el importante linaje de su portador.

Una de las representaciones más antiguas de las que tenemos constancia es la representación de un cortejo real del emperador egipcio Narmer sobre el año 3000 a.C donde aparecen un par de esclavos portándolos. Estos y la mayoría de los que los egipcios utilizaban eran de grandes dimensiones, semicirculares y de plumas.

En las antiguas Grecia y Roma, el uso del abanico estuvo también muy presente. De menor tamaño que el de los egipcios, estos eran utilizados para espantar a las moscas y como señal de alta alcurnia.

Pero donde realmente tuvieron una importancia como arte fue en la Antigua China en el que la tradición del abanico es milenaria. De hecho estamos hablando de que la constancia arqueológica más antigua que se tiene al respecto es del siglo VIII a.C. Las leyendas chinas cuentan que su origen está vinculado a una pequeña anécdota que le ocurrió a la hija del mandarín Kansi. Esta se encontraba celebrando una fiesta en un local en el que el calor era insoportable y decidió quitarse la máscara que le cubría el rostro, contraviniendo las normas que tenían las mujeres de no mostrar su rostro en público, abanicándose tan deprisa que no era posible verle los rasgos. Enseguida fue imitada por el resto de mujeres de la fiesta.

Se fabricó en marfil, bambú, seda, papel, tortuga y plumas, llegando a utilizarse en la mayoría de las ceremonias y contando con una suntuosidad que nada tenía que ver con su función primigenia de darse aire y refrescarse.

En Europa, las primeras referencias que tenemos del abanico son las que nos da la historia y en ella se dice que Colón le trajo a la reina Isabel la Católica un abanico de plumas de su primer viaje a las Américas. Después, los comerciantes portugueses que viajaban a Oriente se encargaron de introducirlo como un objeto muy caro y extravagante que, enseguida, hizo las delicias de las cortes europeas del siglo XVI.

Abanico introducido en Europa

Abanico introducido en Europa

Elaboración

Desde entonces su elaboración se ha mecanizado, pero antiguamente se realizaban uno a uno, a mano y totalmente únicos. Requiere la colaboración de orfebres, artistas, escultores y grabadores para cada una de las partes que lo componen. Eran trabajos artesanales que se realizaban, independientemente, en talleres especializados.

Se pueden dividir en Abanicos fijos, que son planos y están sujetos por un mango; y los Abanicos plegables, que tiene varias varillas unidas por una banda de tela o papel decorado y que se despliega en forma semicircular.

Los Abanicos españoles siempre han tenido una extraordinaria fama por ser de los de mejor calidad y estilo. Los primeros maestros artesanos del abanico datan del siglo XVII y en el siglo XVIII se conoce que se oficializó el gremio fundándose Real Fábrica de Abanicos en la ciudad de Valencia.

Lenguaje del Abanico

Pero tras los abanicos también se esconden otras historias. Las de los tiempos en los que a la mujer no se le permitía hablar ni mostrar en público sus sentimientos y que hizo del abanico un instrumento de códigos secretos para hablarse entre amantes. Algunos de los gestos que se han utilizado a lo largo de la historia han sido los siguientes:

  • Abanicarse rápidamente significa: Te amo con intensidad.
  • Dejar caer el abanico significa: te pertenezco.
  • Contar las varillas del abanico o pasar los dedos por ellas: quiere hablar.
  • Dar un golpe con el abanico sobre un objeto significa que está impaciente.
  • Pasar el abanico por la mejilla significa que es una mujer casada.
  • Girar el abanico con la mano derecha viene a decir que no le gusta.
  • Cubrirse la cara con él abierto quiere decir que le siga cuando se vaya.
  • Si apoya el abanico a medio abrir sobre los labios viene a decir que tiene permiso para besarla.

Sea como fuere, lo cierto es que los abanicos siguen siendo, hoy en día, un complemento indispensable en las ambientes cálidos y que, aunque lo parezca, su uso aún no ha sido anulado por las nuevas tecnologías.

Así que si deseas hacerte con uno de ellos, sólo tienes que entrar en www.subastasdarley.com y conseguir alguno de los que estamos subastando. Regístrate y consíguelo.

Abanico en Subastas Darley

Abanico en Subastas Darley

Abanico en Subastas Darley

Abanico en Subastas Darley